Dominantes Secundarias – Modificación natural

Escapamos a la superficial definición de las Dominantes Secundarias (D.S), típica en conservatorios. Comprende Su relación con el blues, y con la tonalidad. Como consecuencia, en la siguiente parte abres una puerta a gran cantidad de sustituciones, y de la forma más clara.

Lo que comprenderás hoy.

  • Ya podrás saber por qué improvisamos en un blues con la escala pentatónica mayor y Blue Notes del grado I (misma escala para todos los acordes), y por qué también podrías usar simplemente la escala mayor (claro que, necesitas arpegios guía de la tonalidad, y otros adornos si quieres parecerte más a Charlie Parker que a un principiante. Ejemplos próximamente).
  • Entenderás por qué cualquier dominante secundaria o IV7, seguirá aceptando una improvisación con la pentatónica mayor de la tonalidad (y sus Blue Notes).
  • Sobre dominantes secundarias generadas en grados II III VI puedes seguir improvisando con la pentatónica del acorde previo a esta modificación: Antes eran acordes menores, que «convertimos en dominante». Esta modificación no afecta a su área y tampoco al pentatonismo: siguen aceptando una pentatónica menor.

Antes de seguir, necesitamos recordar lo último visto respecto a las áreas armónicas. Allí necesitábamos el concepto de los armónicos para comprender las funciones, y ahora veremos que las «dominantes secundarias» tampoco quedan ajenas a la matemática musical.

¿Qué son? No te quedes en lo típico

Seguramente esta ya te habrán dicho algo como:

«La relación armónica que se da entre dominante (V) y tónica (I), se puede reproducir en otros grados por medio de las dominantes secundarias

Fuente: teoría.com

Pero, ¿qué estamos haciendo?

Contexto: Do Mayor. Por ejemplo aparece un D7. Lo único que estamos haciendo es modificar una nota de Do mayor: Añadir Fa#.

Meme de sorpresa de masquejazz.com

Vale, y muchos se quedaron ahí: Dicha alteración sirve para obtener esa relación V -> I, que en nuestro ejemplo es un acorde (D7) que quiere ir a G (V7/V). Nada nuevo hasta aquí, pues se trata de una dominante traída del ciberespacio que tiende a ir a un acorde de la tonalidad.

Pero no es ese el enfoque que proponemos. Volvemos a pensar por un momento en nuestro D7, pero ahora vamos a tener en cuenta que es un II modificado. Continuamos.

Una modificación «natural» que no varía la función armónica.

Si para crear el «puzzle» de la escala mayor utilizábamos los armónicos más fuertes ( una 8ªJ, 5ªJ, y 3M). Hoy necesitamos saber que hay otros armónicos menos fuertes que también son indispensables para comprender la música. Por ahora, vamos a fijarnos solo en el siguiente armónico que aparece: la 7ª menor.

Es decir, cuando tocamos una nota, estamos produciendo un acorde 1 3 5 b7. Por tanto, transformar cualquier acorde de la escala en uno tipo 1 3 5 b7 es una modificación tan pequeña que no implica un cambio de tonalidad para nuestros oídos, ni tampoco cambio de área armónica. Estamos reproduciendo unas notas que estuvieron siempre ahí. Es algo natural, que se genera en cuanto suena el bajo de nuestro acorde.

Areas para Dominantes secundarias
meme sobre nota natural. Un koala con la boca abierta dice: "ahí está, actúa natural". Ap

Acordes del Blues

Las estructuras típicas de Blues (salvo el Modern Blues) empiezan con un I7, y no por ello deja de ser una tónica. Resulta que en la música americana, el acorde dominante (1 3 5 b7) se acepta como estable a pesar de contener el famoso tritono entre su 3ª y su 7ª. Aquí no tendrás dudas: En el blues, después del último compás, tu oido siente reposo cuando te paras en I7.

Así que no debe sorprender que pase algo similar al modificar «dominante» cualquier otro acorde de la escala: En esencia seguirá siendo el mismo grado de la escala. Misma función, pero con un matiz, o «color» distinto.

Un caso «extraño». La modulación transitoria.

Como bien dicen las definiciones tradicionales, las dominantes secundarias tienden a resolver en un acorde de la tonalidad.

Nos fijamos de nuevo en Do Mayor, para observar su IV7, que resolvería Bbmaj7 (su 4ª justa). Ya que el IV7 nos guía a un acorde que -no- pertenece a la armadura, no es una dominante secundaria, sino una modulación transitoria.

Sin embargo, a efectos prácticos, esto no afecta a todo lo visto anteriormente. Seguimos teniendo un IV, y por tanto es una subdominante (La prueba es el blues, otra vez).

Llegados a este punto, ve de nuevo al apartado «Lo que comprenderás hoy». Si has aprendido algo útil, creo que te interesará seguirme en Instagram para seguir viendo contenido complementario, seguir en contacto, o registrarte para no perder la próxima parte. Si tienes alguna pregunta, no dudes en usar el apartado de comentarios!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.